Edificio Multifuncional    concurso de ideas para un edificio multifuncional, vélez-málaga, 2005

 

client: City Council Vélez-Málaga
type: architectural design competition
area: 11.000 m2 / 32.000 m2 (plot)
year: 2005
project: ben busche, isabel barbas
status: competition

memoria descriptiva


Actualmente, nos encontramos con un terreno vacío y plano a medio camino entre Vélez-Málaga y Torre del Mar. La característica más destacable del solar es que se encuentra precisamente en el cruce de la conexión principal de estos dos municipios con la autovía que recorre la Costa del Sol. En el lado oeste del solar el PGOU prevé la creación de un nuevo vial que será la principal vía de acceso de público al nuevo edificio multifuncional.
Nos encontramos con un programa de usos variados, típicos de un edificio multifuncional, para un terreno cuya superficie supera en cuatro veces a la del programa. El reto del proyecto por lo tanto no sólo es la definición del propio edificio sino la ordenación de todo el solar. Consideramos además que, al disponer de tanta superficie sin edificar, el proyecto debe posibilitar futuras ampliaciones para incorporar usos aún no previstos sin que aquello afecte a la unidad estética y organización del conjunto.
El programa prevé usos muy dispares en un mismo edificio que requieren una ambientación, desde cada entrada hasta las salas, diferenciada para cada una de las situaciones. El proyecto debe a la vez facilitar el uso de las distintas partes del edificio tanto por separado como en conjunto.
Ordenamos todo el programa en una única planta y separamos los distintos usos en franjas con orientación oeste – este. Creamos así zonas ocupadas y vacíos entre ellos cuyo sentido de expansión y ocupación futura se desarrolla hacia oriente. La geometría es sensiblemente quebrada y libre para adaptar los volúmenes de la edificación a los requerimientos de los usos y diferenciar espacialmente los vacíos. Con ello, se facilita la incorporación de posibles ampliaciones sin romper la unidad estética del conjunto. El proyecto explota tanto con su edificación como con el tratamiento de los espacios libres las cualidades de un paisaje artificial: la convivencia y armonía de elementos heterogéneos en un espacio continuo.

 

 

A cada franja de vacío – patio – se asocia un ambiente determinado relacionado con los usos de las naves: actividades culturales, teatro al aire libre y cine de verano se asocian al patio ligado al salón de actos; la sala de ferias y la sala multiuso comparten un patio de descarga y suministro. En el patio ubicado más al norte de la parcela se propone una zona de exposiciones y ferias al aire libre así como una zona deportiva.
La orientación de las naves facilita la creación en el oeste de tres accesos principales que se producen en los espacios intermedios de tal forma que las distintos partes pueden funcionar independientemente en el edificio; además, se disponen varios accesos secundarios en el este (suministro, parking y zona deportiva). Hemos considerado preferible una separación volumétrica de los usos no sólo a nivel funcional y ambiental sino también cara al ahorro energético y económico. Para ello se han previsto locales e instalaciones independientes en cada nave.
En sentido norte – sur un gran hall quebrado conecta todas las naves y ofrece un paseo arquitectónico por el edificio donde la percepción de la luz natural y los cambios espaciales juegan un papel importante reforzando la idea de un paisaje variado.